Los errores en las redes sociales, una cuestión de profesionalidad

Si hay algo claro en la transformación digital que estamos viviendo desde hace unos años en todos los ámbitos de la sociedad es la importancia que las redes sociales han tomado en nuestra vida. Dicha importancia no sólo queda patente en nuestro entorno más íntimo, sino que también repercute en nuestro ambiente profesional debido a la relevancia que ha alcanzado el hecho de tener que estar presentes.

Para muchos, las redes sociales son ya una parte inseparable de su trabajo que deben de tomar en consideración si no quieren que su reputación o popularidad pierda valor. Un ejemplo claro son los políticos. Muchos de nuestros representantes utilizan algunas redes, como por ejemplo Twitter, como una herramienta más dentro de su trabajo. Por ello, es imprescindible que desde el principio sigan ciertas pautas que eviten verse envueltos en escándalos desagradables por no haber sabido realizar una buena gestión de sus cuentas.

La pulcritud en la gramática, así como la absoluta certeza de los datos que se ofrecen no pueden dejarse de lado. Un caso muy esclarecedor le ocurrió al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el pasado 29 de octubre de 2018. Ante un tuit que el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades en funciones, Pedro Duque, había escrito recordando su viaje al espacio a bordo del Discovery hace más de dos décadas, Sánchez le contestó mostrando su orgullo y sin cerciorarse de que Duque no fue el primer español en ir al espacio. El primer astronauta español en llegar al espacio fue Miguel López-Alegría.

Del mismo, es imprescindible asegurarse de que nuestros comentarios no van a dañar nuestra reputación como le ha ocurrido a Vox, que se ha visto envuelto en diferentes polémicas causadas por el contenido de sus tuits. Antes de las pasadas elecciones, el presidente del PP, Pablo Casado, publicaba unas fotografías en Asturias, donde acompañaba un texto que decía: “Hoy he podido ver la Cruz de la Victoria que está en la Catedral de Oviedo, una joya emblema de la Reconquista. Vamos a empezar la reconquista de España, la de un gobierno sensato que defienda la unidad nacional, la creación de empleo y la preservación del Estado del Bienestar”.

Ante el comentario del líder popular, la cuenta oficial de Vox respondió con una foto de Santiago Abascal, presidente del partido, donde aparecía asomado a un balcón portando un morrión: “Pablo, no das el perfil para apuntarte a la vanguardia de la reconquista como nuestro presidente Santiago Abascal, pero sigue intentándolo”.

Para desdicha de la persona encargada de las redes sociales de este partido, Guillermo Díaz, diputado de Ciudadanos por la ciudad de Málaga remató la conversación dando un tirón de orejas a Vox: “Señores de Vox, el ‘morrión’, que es lo que aparece en el disfraz de la foto, es un casco del siglo XVI. La Reconquista termina en el XV. Que lleváis varios patinazos que desinforman sobre la gran historia de España. No sólo hay que gritarla, también hay que leerla”, escribió.

Estos dos casos ofrecen una idea clara de que el manejo de las redes sociales debe hacerse cuidando todos los detalles. En nuestro día a día siempre estamos conectados ojeando las redes sociales, leyendo noticias y viendo los contenidos que comparten nuestros amigos, por lo que un error de este tipo sólo necesita unos minutos para hacerse viral.

En Net and Cloud siempre aconsejamos realizar una gestión profesional de todas las redes sociales. No dudes en contactar con nosotros para que te asesoremos con su manejo y podamos enseñarte todas las posibilidades que ofrecen. Puedes encontrarnos en hola@netandcloud.com.

Suscríbete a nuestra Newsletter

×